¡Por Fin! CMPC va a pagar por sinvergüenza.

Creyeron que la iban a sacar fácil con los beneficios de la delación compensada, pero no, la Suprema les aplicó multa de US$15 millones por presión a su competidora SCA, antes PISA. Cuando los iban a pillar, CPMC se autodenunció, para así liberarse de grandes castigos. Primero, obliga a la colusión a PISA y después la acusa. Una sinvergüenzura de carácter indescriptible. El castigo fue mucho menor a las tremendas utilidades que ganaron durante los 10 años coludidos, pero da lo mismo, en Chile ya nos acostumbramos a los abusos.

Foto: SoyChile