Cuando las cosas funcionan bien, el Estado las quiere intervenir.

Ha pasado con Uber, que no los dejan trabajar, y ahora con Airbnb. Muchísima gente está usando Airbnb, y molesta a la Muni de Pucón, porque compite con los hoteles, cabañas, etc. Lo que no entiende la Municipalidad, es que va a llegar más gente a gastar a Pucón, ya que al conseguir mejor opción, por menos dinero, se pone más atractivo. Habrá algún economista en la Muni que les explique a sus colegas esto? Más gente, mayor gasto y más impuesto para la Muni.

 

Foto Google