Joven habría simulado su propio secuestro, llegó por sus propios medios a Antofagasta

Por inconsistencias en el relato a la policía, la joven Maritza Bravo de 25 años finalmente confesó su actuar.

La mujer supuestamente secuestrada en la comuna de Rauco de la Región del Maule, y encontrada 10 días después, en Mejillones (Antofagasta) a más de 1.500 kilómetros de distancia del lugar del supuesto rapto, su incoherente relato no logró dar claridad a la investigación a cargo de la PDI.

Lee también: ¡Recorrió casi 1.500 km!, en Antofagasta fue encontrada mujer perdida en Curicó.

Finalmente confesó lo siguiente:

Abandonó la moto en el kilómetro 1,6 de la ruta J-640, que une Tutuquén y Rauco, tomó bus en la carretera rumbo a Santiago, ahí en Santiago, cortó su cabello, se cambió de ropa y giró dinero, luego tomó otro bus en dirección a Calama y en este último destino tomo otro bus hacia Antofagasta.

En Antofagasta se dirigió a la comuna de Mejillones, en donde habría ingerido fármacos, manteniéndose drogada hasta ser encontrada por una mujer, que la llevó a su casa, llamó a la policía siendo derivada a un hospital.

El móvil de dicho actuar de la joven, según ella, sería: problemas familiares, en su trabajo y problemas con su pareja que habría tratado de eludir.

La carpeta investigativa de este caso sigue bajo reserva.

Está pendiente las consecuencias que este caso le traerá directamente a la mujer si se confirma la versión entregada por ella, ya que se han hecho gastos a través de la Unidad de Víctimas y Testigos del Ministerio Público para el traslado de ella y su madre.