Abuelo chileno acusa a Suecia de no querer salvar a sus 7 nietos en Siria

Abuelo chileno alega contra Suecia, “El gobierno sueco está dilatando el asunto”.

El Hombre pidió ayuda a Chile para traerlos a casa de familiares en Villa Alemana, pero Suecia se lo impidió.

“Chile hubiese solucionado la evacuación de mis nietos quizás ya este fin de semana, más Suecia en concreto, los paró diciéndole a Chile: ‘¡No! Estos son niños suecos y nosotros resolveremos esto”hipócritamente” ya hace solo una semana atrás, no ayudarían a nadie y decían que no era fácil identificar la nacionalidad de estos niños)”.

Abuelo fue a Siria con el ánimo de llevarse a sus nietos a Suecia, donde reside desde hace 30 años, los Kurdos le indicaron: “tráete a tu Estado y dile que los venga a buscar”.

Esa es la condición que piden los Kurdos, para que el abuelo pueda llevarse a sus nietos, que un gobierno solicite la salida de los niños.

Patricio Gálvez, chileno, vive en Suecia, su hija Amanda falleció en diciembre pasado, en un ataque aéreo, ella llegó al país sirio el 2104, vía Turquía a donde viajó de vacaciones desde Gotemburgo (Oeste de Suecia) con sus 4 hijos, y su esposo yihadista noruego-sueco Michael Skråmo, ambos eran convertidos al islam.

Skråmo publicaba vídeos grabados desde el califato de Siria, en los que invitaba a otros suecos a unirse al “EI” y a cometer atentados en Suecia, país que forma parte de la coalición internacional contra ese grupo yihadista.

Skråmo murió a mediados de marzo en el ataque a Al Baguz Según confirmó su madre a la televisión pública sueca SVT.

Suecia no quiere repatriar a los niños, porque son hijos huérfanos de yihadistas suecos que viajaron a Siria para unirse al “EI”, indican que la situación jurídica y de seguridad es muy complicada.

Ante esto el abuelo reclama: “Son unos cobardes que no respetan la convención internacional de los derechos de los niños. Hoy no se trata de pasaportes ni de documentos consulares. Se trata de una acción humanitaria”.

“Deberían aprender un poco más de humanidad y, al mismo tiempo, ir a un curso de empatía. Los niños han sufrido ya suficiente y son inocentes de todo esto. Son solamente víctimas”

“Cabe señalar que la vida de estos siete niños/as están en extremo peligro y su estado de salud es deteriorable, sufren todos de desnutrición y una infección pulmonar que no ha sido tratada y la que en un corto plazo podrá traer la muerte a estos pequeños inocentes”.