Australiano y de extrema derecha seria el autor del ataque que dejo 49 muertos en Nueva Zelanda

Al menos 49 personas murieron y otras 48 resultaron heridas, 20 de gravedad, en los tiroteos que se registraron este viernes en dos mezquitas de la localidad de Christchurch, en Nueva Zelanda. La policía detuvo a cuatro personas a las que les encontró explosivos y armas en sus vehículos. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, describió el acto como un “atentado terrorista bien planeado y sin precedentes”.

Tres hombres y una mujer fueron arrestados, según dijo en rueda de prensa el jefe de la policía, Mike Bush. Uno de los detenidos, que ronda la treintena, ha sido acusado de asesinato y pasará mañana a disposición judicial, y al menos otro ha sido desvinculado del ataque, de acuerdo con el informante. Ardern añadió que ninguno de los detenidos estaba fichado por la policía y estaban “fuera del radar” de los servicios de inteligencia.

Los ataques se produjeron sobre las 14.00 h en el día del r ezo de los musulmanes, cuando docenas de feligreses se disponían a llevar a cabo sus plegarias en las mezquitas de Al Noor y Linwood, situadas en el centro de Christchurch, la mayor ciudad de la Isla Sur del país. Cuarenta y una de las víctimas fueron asesinadas en la primera, la principal de la ciudad y donde se habían reunido unas 300 personas, y las siete restantes en la mezquita del suburbio de Linwood. Al menos 48 personas, incluidos niños, están siendo atendidas por heridas de bala en el hospital.

El ataque fue transmitido por Facebook Live y en el se ve cómo el atacante de la mezquita de Al Noor retransmitió en directo la masacre con una cámara GoPro que llevaba en la cabeza. El hombre se graba en el coche, de donde coge dos armas: empuña primero un rifle, que emplea para disparar a las personas de la entrada de la mezquita, y después un arma automática de la que cambia el cargador al menos dos veces y con la que lleva a cabo la mayor parte de la matanza en el interior del edificio. Tras unos fatales cinco minutos, el hombre vuelve a su vehículo para cambiar el arma y regresa a la mezquita para rematar a cualquiera que muestre signos de vida.

El atacante acusado hasta ahora de asesinato seria australiano y de extrema derecha.