El caso de Aylin Fuentes, la joven encontrada muerta en el Río Claro de Talca

Ayer lunes 7 de enero se encontró el cuerpo sin vida de una mujer joven a unos 10 metros hacia el lado oriente de la orilla del Río Claro, frente a 14 Norte con Avenida Circunvalación, sector norte de Talca.

El cuerpo, el cual fue hallado por un trabajador del sector, se encontraba con las manos atadas a la espalda, con las palmas hacia afuera y presentaba golpes en la cabeza, principalmente en el cráneo.

Para el fiscal Ángel Ávila a cargo de la investigación “a simple vista evidentemente hay indicios de participación de terceros pero la PDI está trabajando para establecer la participación de terceras personas. Sería irresponsable de mi parte hablar de mayores detalles”.

Con el transcurso de las horas, ayer por la tarde la PDI logró determinar que el cuerpo correspondía a la joven de 18 años Aylin Fuentes Álvarez, desaparecida desde el 25 de diciembre cuando salió de su casa el día de Navidad y no volvió más.

La familia de la joven víctima hoy martes al conversar con los medios pidió abiertamente cualquier tipo de información para esclarecer los hechos que llevaron a tan cruel desenlace. La madre de Aylin dijo que pide “sólo justicia, que encuentren a los culpables a los que le hicieron eso a mi hija”, además su hermano añadió “Hacemos un llamado hacia si alguien vio algo, si alguien la vio en la noche, queremos información aunque sea anónima. Que le avisen a Carabineros”.

También hoy por la tarde arribó a Talca la perito forense Vivían Bustos, quién fue esperada para que junto al Servicio Médico Legal de la ciudad, realicen la autopsia de rigor que determinará la causa de la muerte, si hubo o no violencia sexual, si la muerte se presentó antes o después de la inmersión al río, entre otras interrogantes.