Nueva polémica por cargo de Bachelet en la ONU

Nueva polémica frente al puesto de Michelle Bachelet como alta Comisionada de derechos humanos en la ONU.

Según Evewlyn Matthei, la alta Comisionada debería renunciar a todos los derechos que se le entregan por parte del estado de Chile ya que por su condición de ex presidenta percibe una asignación por parte del Senado.

La asignación percibida por la ex mandataria es una dieta parlamentaria de $6.875.520 a la que ya se le han descontado impuestos, además la suma de $8.001.407 por funcionamiento de oficinas y $1.733.296 de gastos de traslado, valores obtenidos de acuerdo a datos de trasparencia del Senado.